martes, 11 de julio de 2017

La Modista

¡Buenas Lectores!
Acabo de ver una película que me ha tocado bastante ya que tiene muchos elementos dentro de unas dos horas aproximadamente de filme, basada en la novela de mismo nombre escrita por Rosalie Ham, y obviamente quería compartirla con vosotr@s ya que yo no conocía esta película y el destino ha hecho que la vea, sorprendiéndome enormemente. Sin más os dejo con la reseña.





La Modista

Título Original: The Dressmaker
Año: 2015
Duración: 118 min.
Director: Jocelyn Moorhouse

Australia, años 50. Tilly Dunnage (Kate Winslet), una glamurosa modista, regresa a su casa en el turbio pueblo de Dungatar tras muchos años trabajando en exclusivas casas de moda de París, con el objetivo de cerrar heridas del pasado y vengarse de quienes la forzaron a marcharse años atrás. Allí, no sólo se reconciliará con Molly (Judy Davis), su enferma y excéntrica madre, y se enamorará inesperadamente de Teddy (Liam Hemsworth), sino que armada únicamente con su máquina de coser y su excepcional estilo, conseguirá transformar a las mujeres del pueblo y logrará de esta peculiar forma su dulce y ansiada venganza.



Cuando empecé a ver la película, no sabía si transcurría en Texas o bien era una película Western, pero para mi sorpresa ni una cosa ni la otra, transcurre en Australia en los años 50, si bien es cierto que tiene un gran toque Western como bien dije antes, aunque ese detalle me gustó porque enfatiza la ignorancia pueblerina de Dungatar, que posteriormente comentaré. El principio no me decía mucho hasta que no conoces a los protagonistas y los insoportables integrantes del pueblo.


Nos encontramos con Tilly una mujer con mucha fuerza y mucho peso en la trama, modista que ha trabajado en grandes casas de moda en París y con muy buenas dotes en éste ámbito. Vuelve a su casa natal en Dungatar tras haber sido "desterrada" en su niñez por un polémico asesinato, el cual todos la acusan a ella y Tilly vuelve pisando fuerte, queriendo su merecida venganza.
Cuando vuelve, se reencuentra con Molly, su enferma y excéntrica madre, la cual está en pésimas condiciones viviendo, atada con el mote de "Molly la loca", nadie del pueblo se acerca ni quiere tener contacto con ella ni lo relacionado con Tilly.
En su camino también se topará con su vecino Teddy, un chico de familia pobre, y que cuando ve a Tilly se enamora de ella, recordando a la niña que vio marcharse años atrás, y hará todo lo posible para que caiga en sus encantos.


El pueblo de Dungatar se halla en medio de un desierto por lo que la fotografía es muy árida, calurosa, polvorienta y desolada. Los integrantes del pueblo cada cual más mugriento que el anterior, con personalidades oscuras, que solo se alimentan de los rumores para vivir, básicamente, lo que encontramos en todos los pueblos. Hacen que la vida de la pobre Tilly sea un calvario, pero cuando se trata de hacer un vestido es a ella a la que primero van, conociendo sus grandes dotes y la magia que hace con unas pocas telas y su máquina de coser. A lo que Tilly y Molly aprovechan para maquinar la venganza que ambas tienen para ese asqueroso pueblo y su espantosa gente.
Pero pocas personas del pueblo se ganan el real cariño de Tilly, como el sargento Farrell, quien en secreto ama la moda y las texturas de las telas.


La historia de amor entre Teddy y Tilly es encantadora, romántica, propia de la época, que te deja con los pelos de punta, un hombre perfecto y distinguido pese a su situación económica. Que hace que desees que te miren como Teddy mira a Tilly, comiéndosela con los ojos y que logrará traspasar esa coraza que tiene Tilly. Pero desafortunadamente un accidente hará que la perfección se desmorone completamente haciendo débil a nuestra protagonista.
Podrá refugiarse en su madre, quien estará "loca" pero de tonta no tiene ni un pelo y dará comienzo a su esperado plan cuando más adelante un concurso de obras de teatro haga que Dungatar compita con otro pueblo cercano.


La trama es una gran tragicomedia mezclada con humor negro y un melodrama que te tiene en vilo a lo largo de la historia. Con pequeñas escenas de comedia que harán sacarte una pequeña sonrisa y una mezcla diversa de sensaciones entre ellas la impotencia, toca temas de la época como el machismo, o lo tabú y los estereotipos de la sociedad. En definitivas cuentas, un batiburrillo de emociones con un plato fuerte de feminismo, moda y venganza.

¿La habéis visto? déjamelo en los comentarios!
¡Nos leemos!


2 comentarios:

  1. ¡Hola Zaira!
    No vi la película todavía pero por lo que contás ¡no me la puedo perder! Tiene un elenco increíble y trata sobre temas que me interesan mucho. Me alegro que te haya gustado :)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que la veas y ya me dirás que te ha parecido ^^
      nos leemos!

      Eliminar